Saltar al contenido
Portada » Blog » Cómo adaptarse a los cambios con 11 herramientas

Cómo adaptarse a los cambios con 11 herramientas

Cómo adaptarse a los cambios

Todos vamos a vivir situaciones en nuestra vida que nos saquen de nuestra zona de confort, que pongan nuestra vida patas arriba, y entonces… ¿qué hacemos con nuestros hábitos? ¿con nuestras rutinas? ¿abandonamos todo el trabajo que hemos hecho o nos adaptamos? ¿Cómo adaptarse a los cambios?

EHoy te quiero dar mis mejores herramientas y consejos que me han ayudado, cada vez un poco más, a adaptarme mejor a nuevas situaciones y a poder salir de la zona de confort sin morir en el intento.

Pero es verdad que gracias a estos consejos, trucos y herramientas he conseguido que cada vez me cueste menos adaptarme a estas situaciones, y no abandonar mis rutinas ni mis hábitos.

Es súper importante que tengamos estas herramientas y sepamos cómo poder adaptarnos a los cambios que nos presenta la vida, ya que lo único que no cambia es que TODO CAMBIA.

Si tenemos la flexibilidad y sabemos cómo adaptarnos, podremos conseguir todo lo que queramos en nuestra vida. Ya que, si no nos adaptamos y nos paralizamos ante cada cambio, cada vez avanzaremos más despacio y no podremos conseguir nuestros sueños ni objetivos.

«LO ÚNICO QUE NO CAMBIA ES QUE TODO CAMBIA»

Si prefieres ir al grano, al final te he dejado un resumen del post y el contenido en vídeo:)


Y si te interesa saber más sobre el desarrollo personal para conseguir tus objetivos, te invito a que formes parte de la comunidad La Brújula del Éxito.

Es una membresía de Desarrollo Personal que sigue la Metodología Magnética (hábitos, organización y mentalidad) para conseguir todo lo que te propongas en la vida.

Tienes dos modalidades: la completa (tendrás contenido físico que te enviaré a tu casa y contenido digital) y la digital (puedes acceder desde cualquier parte del mundo).

También puedes ir a la galería de Recursos donde encontrarás plantillas, infografías y todo lo que puedas necesitar.

Cómo adaptarse a los cambios y salir de la zona de confort con éxito

1. Hacer una lista de hábitos vitamina

Se trata de detectar esas cosas que haces que te sientan de maravilla.

En estos tiempos de cambio, necesitamos seguir haciendo esos hábitos que nos aportan energía y buen ánimo.

Si no tienes tiempo o tienes la sensación de que tu situación es demasiado caótica o agotadora, intenta hacerlo aunque sea el mínimo tiempo.

Los hábitos vitamina son aquellos que cuando los haces te recargan, te hacen sentir muchísimo mejor, tus hábitos favoritos.

Cuando salimos de nuestra zona de confort, lo que más necesitamos es recargarnos de energía para poder continuar.

Por ejemplo, en mi caso, uno de mis hábitos vitamina he detectado que es meditar, ya que me aporta mucha más calma, y aquí es cuando más lo necesito. Y también me pasa lo mismo con el deporte.

Además son los primeros hábitos que suelo dejar ante estos cambios pero los que más necesito. Y como ya lo sé, hago un gran esfuerzo para mantenerlos.

2. Apunta tus logros y avances

Hay veces que en estas situaciones solemos centrarnos en las cosas negativas, en las cosas que no hacemos bien, y eso se debe a que estamos tan agotados (física, mental y emocional), que solo vemos lo «malo».

Así que, te invito a que escribas tus logros y avances diarios. De esta manera, quitaremos importancia a las cosas que no hacemos o hacemos mal y le pondremos más atención a las buenas.

Con esto conseguiremos entrar en un ciclo más positivo, recargarnos de actitud para poder continuar.

Por ejemplo, cuando estás en plena mudanza, escribe todas las cajas que has sacado hoy (y no pienses en todas las que te quedan), o que por fin has limpiado la mesa de la cocina (y no te centres en todo lo que queda por limpiar).

3. Potencia hábitos de autocuidado

Es súper normal que estemos tan centrados en intentar surfear este cambio, adaptarnos lo antes posible, que nos dejamos para el final. Priorizamos otras cosas pero… déjame decirte que esto es un error.

Necesitamos cuidarnos más todavía, porque si no, nos quedaremos sin energía para poder continuar de la mejor manera posible.

Puede ser cualquier hábito con el que tú sientas que te estás cuidando: skincare, ponerte una mascarilla en la cara, ver una peli con una copa de vino…


4. Apóyate en las personas de tu círculo y pide ayuda si la necesitas

Con cualquier cambio, ya sea grande o pequeño, todo se revoluciona, y es muy normal que nos sintamos abrumados.

Es por eso, que es importante conocer a las personas con las que puedes contar y apoyarte en ellas.

Expresa tus emociones, sin culpa, y si necesitas su ayuda, pídesela.

Es importante aprender a recibir apoyo cuando lo necesitamos. No tenemos por qué hacerlo solos.

5. Cuida tu salud mental

Con todos los cambios es muy habitual que surjan dudas, miedos, incertidumbre, emociones negativas, pensamientos intrusivos... y es normal, no pasa nada.

Pero tenemos que ser conscientes de lo que pensamos, y de que NO SOMOS NUESTROS PENSAMIENTOS.

Así que en estas situaciones tenemos que cuidar más todavía nuestra salud mental para que esta situación no nos pase factura y no dejarnos enredar en este tipo de pensamientos.

Algunos tips para saber cómo adaptarse a los cambios en este caso:

  • No hagas caso a tu mente. Tú no eres tus pensamientos.
  • Exprésate sin filtros ni culpas. Lo puedes hacer escribiendo o hablando con alguien.
  • Confía más en ti y en la vida.

6. Recuerda el por qué de la situación

Si son cambios que has elegido tú, recuerda el por qué quieres esto, por qué lo has elegido. Normalmente suelen ser sueños o situaciones que necesitamos hacer por alguna razón, así que recuérdala.

Esto te va a ayudar mucho a tener claridad y a no dejar que los pensamientos negativos, el cansancio o el agotamiento te nublen.

Esto lo puedes apuntar en una lista y leerlo cada vez que te sientas así, y seguro que tus pensamientos cambian.

Por ejemplo, quieres mudarte a un nuevo país, es tu sueño y lo haces. El proceso es largo, duro, tienes que hacer una mudanza a otro país, adaptarte, no tienes familia y amigos… Es normal que puedas pasarlo mal, arrepentirte incluso.

Aquí recordarías el por qué. Porque quiero tener libertad, conocer nuevos lugares, porque tengo una oportunidad laboral genial…

7. Practica la gratitud

Agradece todas las cosas buenas que tienes ahora mismo en tu vida.

Como ya te comentaba antes, en estas situaciones de adaptación al cambio y salir de la zona de confort, podemos no ver las cosas claras, que nuestros pensamientos se nublen y solo veamos lo malo.

Por ello, una estrategia que funciona genial es la gratitud.

Si apuntas cada día 3-5-10 cosas por las que te sientes agradecido, tu modo de ver las cosas cambiará.

Sabrás apreciar todo lo bonito que has tenido en tu día, aunque sean pequeñas cosas (que por cierto, son las mejores).

8. No te castigues por no saber cómo adaptarse a los cambios

Otra cosa muy importante es que no te castigues por no cumplir.

Sabemos que ante estos cambios puede que nuestra vida se ponga patas arriba, y haya muchas cosas que no podamos hacer o decidamos no hacerlas para priorizar otras.

Por ejemplo, el deporte, meditar, salir a caminar, cocinar más saludable…

Ahora es muy normal que dejes estos hábitos en pausa, pero es muy importante que no te castigues. Estás haciendo todo lo que puedes, y ya es mucho.

9. Sé compasiva o compasivo contigo

Quiérete en este proceso, no te digas cosas feas, no pasa nada, es un periodo y terminara.

Vívelo como puedas, con mucho autocuidado, priorizando hábitos vitamina, pero sé compasivo y compasiva.

Es momento para no ser duro o dura contigo. Es un proceso y ya verás que pronto vuelve todo a la normalidad.

10. Conoce tu situación para actuar

Es muy importante en este punto que sepas si ya te has adaptado al cambio o no.

  • Si ya te has adaptado, puedes volver a retomar todos tus hábitos y rutinas, de forma progresiva, pero ya es el momento de aumentar progresivamente tu nivel de cumplimiento para no estancarte. En este momento podemos correr el riesgo de aprovechar la pausa para finalizar algunos hábitos, por pereza, etc. Así que, si ya te has adaptado, toca volver.
  • Si no te has adaptado, tranquila, tranquilo. No pasa nada. Ya lo sabes y puedes seguir permitiéndote no cumplir tanto, pero intenta hacerlo un poquitito mejor cada día.

11. Es un proceso, aprenderás a cómo adaptarse a los cambios

Tienes que saber que es un proceso, y que esto también pasará.

Al final, todos los cambios de nuestra vida, grandes, pequeños, buenos, malos, elegidos o no elegidos, se vuelven nuestra nueva normalidad.

Lo has podido comprobar con el covid. Semejante cambio, y luego tuvimos nuestra nueva normalidad. Y aquí pasa lo mismo.

Ten paciencia, disfruta del proceso lo mejor que puedas, mucho ánimo, y ya verás que pronto estás totalmente adaptado y adaptada a esta nueva situación.

RESUMEN SOBRE CÓMO ADAPTAR TUS HÁBITOS ANTE UNA NUEVA SITUACIÓN

  1. Ten una lista de tus hábitos vitamina
  2. Apunta todos los avances y logros
  3. Hábitos de autocuidado
  4. Cuenta con apoyo y pide ayuda
  5. Cuida tu salud mental
  6. Recuerda el por qué de la situación
  7. Práctica la gratitud a diario
  8. No te castigues
  9. Sé compasivo o compasiva
  10. Conoce tu situación
  11. Sé consciente de que es un proceso, todo pasará

Si lo prefieres, puedes ver el vídeo en YouTube :)

También puedes ir a la galería de Recursos donde encontrarás plantillas, infografías y todo lo que puedas necesitar.


ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD Y ENCUENTRA LA VIDA QUE SUEÑAS.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *